En la vida intrauterina el feto comienza a practicar la succión llevando sus dedos a la boca (como lo muestran muchas ecografías) y es capaz de tragar parte del líquido amniótico que lo rodea. Cuando nace un niño de término presenta una buena coordinación entre el reflejo de succión y deglución, que le va a permitir satisfacer sus necesidades nutricionales mamando del pecho de su madre desde el primer minuto después de su nacimiento.

El calostro es la primera leche que secretan los pechos de una mujer, es un líquido claro, transparente, rico en proteínas y defensas para el recién nacido, su escaso volumen va a permitir que el niño aprenda a mamar, coordinando sus reflejos de succión, deglución y respiración en forma simultánea.

Al segundo o tercer día empieza a aparecer una leche más blanca y luego se va haciendo más amarilla por el contenido de grasas. En la medida que pasan los días, la leche de una madre se va adaptando a las necesidades de su hijo, tanto en calidad como en cantidad, entregándole los nutrientes que su bebé necesita, las defensas para esas bacterias o virus que los rodean, le entrega ácidos grasos que favorecen el desarrollo de su sistema nervioso y por lo tanto, de su inteligencia y lo más importante, satisface las necesidades emocionales tanto del niño como de su madre al establecer ese íntimo contacto entre ambos.

La leche materna es el único alimento capaz de satisfacer todas las necesidades que el niño presenta durante sus primeros seis meses de vida, sin necesidad de aporte de agua, jugos u otras leches. Durante estos meses, los movimientos que el niño hace con su lengua, boca y mandíbula para mamar, le van a permitir desarrollar normalmente la estructura ósea y muscular tanto de su mandíbula, como de su columna, le va a ayudar a una correcta ubicación de sus dientes preparándolo además para un buen desarrollo de su lenguaje.

Alrededor de los 6 meses de vida, el niño (o niña) comienza con las molestias previas a la aparición de los dientes, aumenta su salivación y se lleva las manos y los diferentes objetos a la boca. Con la erupción de sus primeros dientes ya está en condiciones de masticar y empezar a recibir sus papillas, siempre en forma paulatina y continuando con la leche materna el mayor tiempo posible. 

Hay muchos estudios que buscan determinar el momento adecuado para el destete, pero eso solo lo deciden los propios interesados: la madre y su hijo. Los estudios demuestran que si el niño está tomando pecho y además alimentándose en forma variada y tiene un buen ascenso de peso no hay razón para suspender totalmente esa lactancia. 

Si por razones maternas o del niño se decide destetar, es decir, pasar de la alimentación con leche materna a la leche artificial, o a otras formas de alimentación, debemos tener en consideración que:

  • Lo mejor es hacerlo en forma gradual para evitar congestión de las mamas y para que el niño acepte la nueva alimentación.
  • Al comienzo es necesario el apoyo de la pareja o de la familia para que ellos alimenten al niño, ya sea con mamadera o con cuchara. 
  • Se recomienda ofrecer el pecho solo si el niño lo pide, si es posible, aplazar la mamada.
  • Evitar los lugares y situaciones que recuerden el amamantamiento.
  • Puede ayudar a alejar al niño que la madre “cambie su olor” (jabón o perfume).

Lo más probable que hay muchas otras maneras de destetar a nuestros hijos, por eso los invito a compartir sus experiencias en esta página, con este tema o con alguno de los que hemos tocado anteriormente.



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Los comentarios están cerrados.