Posiciones para amamantar acostada

Generalmente el primer contacto entre una madre y su hijo se produce inmediatamente después del parto o de una cesárea, cuando el niño es colocado sobre el vientre materno, el bebé aun impregnado de líquido amniótico empieza a ver, a oler y a sentir el calor de su mamá. Lo ideal es que antes de la primera hora de vida del bebé aprovechemos los reflejos de búsqueda, succión y acoplamiento para colocar al recién nacido al pecho de su madre, estas primeras mamadas estimularán la liberación de hormonas maternas que además de permitir la producción y salida de la leche, estimularán las contracciones del útero para que éste vuelva al tamaño que tenía antes del embarazo.

Amamantar acostada: Posición tradicional

Amamantar acostada: Posición tradicional

(imagen superior) Las primeras mamadas del niño al pecho materno son con la madre acostada de lado, con el niño frente a su mamá, es importante que la boca del niño quede a la altura del pezón y sus piernas dobladas junto a su madre. La cabeza del niño puede estar sobre el brazo materno, con la cabeza apoyada en el hueco del codo.
Lo más importante es que la madre esté cómoda, recostada de lado, con una almohada bajo la cabeza, su espalda reclinada en almohadas y sus pies apoyados en cojines, incluso puede colocar una almohada entre las rodillas si así se siente más relajada.

Amamantar acostada: Niño sobre la madre

(primera imagen al inicio del post) En esta posición la madre está recostada de espalda y el niño se coloca de guatita sobre el pecho materno, a veces es necesario que la mamá sujete la frente del bebé. La mamá puede estar sobre almohadones para no estar en una posición muy horizontal. Esta posición se recomienda cuando hay una gran producción de leche y ésta sale con mucha fuerza del pezón provocando que el niño se atore, al colocar al niño sobre la madre el chorro de leche choca contra el paladar y el exceso de leche cae a través de la boca del niño.

Amamantar acostada: Madre inclinada sobre el niño

Es una posición muy poco usada, pero se recomienda cuando la madre tiene sus pezones planos o hay congestión mamaria, en ambos casos la fuerza de gravedad nos ayuda a que los pezones desciendan y el bebé se pueda agarrar mejor a ellos y que la leche fluya más fácilmentea través de los conductos y del pezón.

Finalmente

Cualquiera de estas posiciones que la madre elija, conviene que se sienta cómoda, por eso necesita de un buen camisón para amamantar, en el mercado existen de varios modelos que permiten que la mamá dé pecho sin desabrigarse y sin mostrar toda su mama, algo muy importante cuando aún está hospitalizada (les sugiero mirar nuestra galería de productos con lindos camisones para dar pecho).

Coty Contreras



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta