Toda mujer que amamanta a su hijo o hija, necesita conocer dos técnicas para mantener una lactancia prolongada y exitosa: La técnica de amamantamiento (con las diferentes posiciones para amamantar y el sistema de libre demanda) y la técnica de extracción de leche que revisaremos a continuación.

¿Cuándo es necesario extraerse leche?

  • Antes de dar pecho

    para humedecer el pezón y la areola con la leche, lo que permite que el niño o niña “olfatee la leche” estimulando su reflejo de búsqueda.

  • Después de amamantar

    sacamos unas gotitas de leche para cubrir nuevamente pezón y areola, dejamos que se sequen al aire y así disminuimos los riesgos de hacer grietas de pezón.

  • Si ya tenemos grietas en los pezones

    es preferible extraer la leche para dársela al bebé de manera indirecta.

  • Para disminuir la congestión mamaria

    cuando los pechos se notan llenos de leche y el bebé no es capaz de vaciarlos totalmente con el amamantamiento.

  • Bebé prematuro o enfermo

    Si nuestro hijo nació prematuro o está enfermo y no está en condiciones de mamar directamente del pecho.

  • Al separarse con el hijo

    Si la mamá tiene que trabajar, estudiar o debe separarse temporalmente de su hijo.

 

¿De qué manera nos podemos extraer la leche?

  • Técnica de extracción de leche

    Usando la Técnica de extracción manual de leche, es la forma más parecida a la extracción que hace el bebé, y consiste en una secuencia de masajes sobre la glándula mamaria para favorecer la salida de la leche a través del pezón.

  • Bombas de extracción manual

    Las bombas de extracción manual de leche son artefactos que por un lado tienen la forma de un embudo para adaptarse a la mama y por el otro extremo tienen un sistema de bombeo que se acciona manualmente y que succiona la leche mediante presión negativa, se recomienda usar las bombas de extracción que permiten que la leche caiga inmediatamente a una mamadera, vaso o bolsa, para evitar la manipulación de la leche (ver nuestra galería de productos). Siempre que la extracción de la leche materna tenga por objetivo dar esa leche al niño/a, debemos lavar muy bien cada parte del extractor y de los envases que se usarán para guardar la leche.

  • Bombas de extracción eléctricas

    Con bombas de extracción eléctricas la leche materna se extrae mediante la succión de areola y pezón, son activadas mediante pilas o por conección a la corriente eléctrica. Existen modelos que realizan una succión alternada más parecida a la que realiza el niño.

Técnica de extracción manual de leche materna paso a paso

Haz click aquí para ver el video de técnica de extracción manual de leche

  • Lavado prolijo de manos y uñas.
  • Secar muy bien las manos, ojalá con toalla de papel.
  • Iniciar los masajes con la yema de los dedos, en forma circular desde la base de la mama por todo el contorno, hasta abarcar toda la glándula. Mantener el masaje en aquellos lugares que se noten más duros o sensibles, porque eso nos indica que en ese punto hay más leche acumulada.
  • El segundo masaje se comienza en la base de la mama y la presión se realiza hacia el pezón para permitir la bajada de la leche a través de los conductos que llegan al pezón.
  • El tercer masaje se hace tomando el pecho con el pulgar sobre la areola y los dedos índice y medio por debajo de la mama, pero siempre rodeando la areola (con los dedos como una “C”), primero los dedos van hacia las costillas y luego se acercan como juntándose detrás de la areola.
  • La presión debe ser rítmica y constante, no es necesario apretar sino masajear, los dedos no se levantan de la piel para evitar la fricción sobre esta zona.
  • Las primeras gotas que salgan del pezón sirven para humedecer pezón y aréola.
  • Con la otra mano se mantiene el frasco, la mamadera o el vaso que se usará para recoger la leche, afirmado entre el dedo índice y el pezón, para permitir que la leche caiga directamente en el envase, sin mojar los dedos.
  • Cambiar la posición de los dedos para extraer la leche de toda la glándula mamaria.
  • El masaje no debe ser sobre el pezón, porque provocará dolor y eso impedirá la salida de la leche.

Algunos consejos finales

Es conveniente que una madre que amamanta use sus uñas cortas y limpias para disminuir los riesgos de infección en su hijo(a).

Ojalá la extracción de leche sea en un lugar tranquilo, cerca de su bebé o si esto no es posible, con alguna foto o ropa que les ayude a “sentirlo”.

La frecuencia de la extracción dependerá del objetivo: si es para alimentar al niño la extracción debe ser cada 3 ó 4 horas, si es por congestión mamaria es necesario extraer la leche cada vez que los pechos estén tensos y especialmente antes de amamantar para que el bebé pueda agarrarse bien del pezón.

Espero que esta información te haya sido de utilidad,
si es así no dudes en escribir,
cariños

Coty Contreras



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta