Consumo de Alcohol durante la Lactancia

La cerveza y el vino son bebidas muy consumidas socialmente tanto por los hombres como por las mujeres, y aunque a menudo se ha recomendado la cerveza con el propósito de estimular la producción en casos de disminución o falta de leche, estudios realizados a madres lactando han demostrado la contradictoria efectividad de la cerveza.

En relación a los efectos del alcohol en la lactancia, varios de estos estudios han demostrado que un consumo moderado de alcohol no afecta al lactante, ni altera la producción y salida de la leche, pero en la medida que se aumenta la ingesta —de cerveza en este caso— si bien puede aumentar la cantidad de leche, al mismo tiempo se produce una disminución en el reflejo de bajada de la leche, y un bloqueo en la liberación de la hormona oxitocina que finalmente impide la salida de la leche a través de la mama. Estos estudios también han demostrado que las madres no son conscientes de esta diferencia, ya que aunque los lactantes muestren una frecuencia mayor de succión, en la práctica consumen menos leche en presencia de alcohol.

En cuanto a la presencia de alcohol en la leche materna, debemos recordar que el alcohol se absorbe con gran rapidez, alcanzando niveles máximos en la sangre a los 15 minutos de consumido, también pasa rápidamente desde la sangre a la leche llegando a concentraciones máximas a los 30-60 minutos cuando se toma sin alimentos y a los 60-90 minutos cuando se toma con comida.

Efectos del alcohol en la lactancia

Durante la lactancia es aconsejable que la madre NO CONSUMA ALCOHOL, o si lo hace que sea de manera muy moderada u ocasional y con bebidas de baja graduación alcohólica, limitando la cantidad a un máximo de 150 cc de vino ó 360 cc de cerveza.

Es importante saber que los niveles de alcohol que pasan a la leche son similares a los de la sangre materna, pero la diferencia se encuentra en que el lactante no tiene la capacidad de metabolizar el alcohol, pequeñas cantidades pueden tener efectos negativos en su ritmo de sueño, en su conducta y en su desarrollo psicomotor.

Por todos estos efectos, es que la recomendación en relación al consumo de alcohol de una madre en fase de lactancia es que debe evitar amamantar a su hijo al menos durante 2 horas después de tomar la bebida alcohólica.

Efectos del alcohol en el embarazo

En cuanto al consumo de alcohol durante el embarazo, hay que considerarlo de alto riesgo, ya que el alcohol pasa rápidamente a través de la placenta al feto. La ingesta excesiva de alcohol durante la gestación se asocia a aborto, parto prematuro o retardo en el crecimiento fetal.

Por ello, el hijo de una mujer alcohólica puede presentar una serie de alteraciones que se conocen como “Sindrome alcohólico fetal” caracterizado por deformaciones faciales, de las extremidades, defectos cardiovasculares y es una de las causas de retardo mental en el niño.

Finalmente recuerda que el alcoholismo y el abuso de otras drogas alteran la capacidad de la madre para cuidar adecuadamente de sí misma y de su hijo o hija, haciendo peligrar la vida de ambos.

Espero que esta información te haya ayudado.
Con cariño,
Coty Contreras

Referencias:

  • Ruth A. Lawrence, Robert M. Lawrence. Lactancia materna: una guía para la profesión médica.
  • Asociación Española de Pediatría. Manual de lactancia materna: de la teoría a la práctica.


escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta