Hablando de un padre a otro, permítame compartir un secreto con usted: los bebés son divertidos, los bebés mayorcitos son una alegría y la paternidad es la única profesión que garantiza que cuanto mayor sea el esfuerzo que usted haga, mayor será el disfrute que obtendrá”.

Dr. William Sears “Becoming a Father”.

Durante siglos la participación del hombre en la crianza de sus hijos era mínima, sin embargo, la tendencia actual es que los hombres participen cada vez más en todos los aspectos de la vida familiar, en labores domésticas y en el cuidado de sus hijos e hijas.

Existen estudios que demuestran que la actidud de la pareja influye tanto en el inicio como en la duración de la lactancia, por esta razón los talleres de educación prenatal deben involucrar a ambos padres, enseñándoles las ventajas de la alimentación con leche materna, las técnicas de amamantamiento, los cuidados del niño. Así el padre puede apoyar de mejor manera a la madre durante la lactancia y en la atención de su bebé.

La asistencia del padre a los controles prenatales y su presencia durante el parto, contribuyen a dar seguridad a la madre y favorece el vínculo entre el padre y su hijo o hija.

Después de ser amamantado, el niño necesita que lo carguen para eliminar los gases, esta es una importante labor que les resulta muy cómoda a los padres, cuando un niño llora intranquilo se tranquiliza más rápidamente si lo pasea el papá y mejor aún si le canta o lo acuesta sobre su pecho. El doctor Sears describe una forma especial de tranquilizar a los bebés colocándolo en un portabebé canguro sobre su pecho de manera que la cabeza del pequeño quede bajo la barbilla del papá, así las vibraciones de tono grave de la voz masculina lo arrullarán hasta hacerlo dormir (técnica de “el nido del cuello”).

Los padres necesitan estar con su bebé para conocerlo y reconocer sus necesidades. A algunos padres les gusta ayudar cambiando pañales, bañándole o dándole masajes. Un entretenido paseo en un lindo y seguro portabebé canguro alegrará a toda la familia.

A medida que el niño crece aumentan las oportunidades para que la pareja comparta sus responsabilidades en la crianza de su hijo, entregándole amor y protección para permitirle un desarrollo físico, mental y emocional armónico.

Generalmente el apoyo del padre es muy importante en el momento del parto, pero hay ocasiones en que esto no es posible, en estos casos la familia es de gran ayuda, especialmente las abuelas juegan un rol valioso en la crianza de los nietos.

La paternidad opera en dos direcciones, una buena paternidad hace bebés felices, pero también padres felices y realizados. Dar felicidad es una acción recíproca”.

Basado en:

“El arte femenino de amamantar” (La liga de la leche internacional)

“Manual de Lactancia materna, de la teoría a la práctica” (Asociación Española de Pediatría)


etiquetas

escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

One Response to “Papel del padre en la crianza de sus hijos”

  1. Alejandra Alvarado G

    Muy bueno el artículo, y es verdad, los papás de ahora están más involucrados y eso es muy bueno para los bebés…

    Responder

Deja una Respuesta