La condición de mamífero del ser humano implica que la cría de nuestra especie debe alimentarse desde su nacimiento con la leche producida en la glándula mamaria de su madre. Preparándose para esta importante función la glándula mamaria comienza su desarrollo desde la pubertad, luego hay un importante crecimiento en el embarazo y en la lactancia.

La glándula mamaria está formada por tres tipos de tejidos:

  • Tejido glandular formado por alvéolos mamarios (en la célula alveolar se produce la leche) y conductos que trasportan la leche desde los alvéolos hasta el pezón.
  • Tejido conectivo que rodea y sostiene el tejido glandular.
  • Tejido adiposo o grasa que ocupa los espacios entre los alvéolos.

Previo a la pubertad se inicia el desarrollo de las mamas con el crecimiento de los conductos sin que aparezcan aun los alvéolos. Durante la pubertad, comienza el funcionamiento de los ovarios con la liberación de estrógenos y progesterona lo que estimula el desarrollo de los primeros alvéolos mamarios.

Desde el inicio del embarazo comienzan a prepararse las mamas para la lactancia, produciéndose una multiplicación de los alvéolos mamarios, esto se manifiesta como un crecimiento de las mamas y una sensación de mayor peso. La embarazada observa una mayor pigmentación de pezón, aréola y de los corpúsculos de Montgomery (pequeñas glándulas que rodean y lubrican el pezón).

En las últimas semanas del embarazo la mama se nota más grande por el desarrollo del tejido glandular, por el aumento del flujo sanguíneo y por los depósitos de grasa en la mama. También se pueden observar algunas gotas de calostro.

En las primeras horas después del parto, las mamas se llenan de calostro para alimentar al bebé. La bajada de la leche se produce al segundo o tercer día dependiendo en gran medida de la succión del niño/a.

¿Qué cuidados debemos tener con las mamas?

Durante el embarazo:

  • Ducha diaria con poco jabón
  • No hacer masaje en pezones
  • No usar cremas sobre pezón y aréola
  • En climas secos se recomienda solamente el uso de crema de lanolina en pezón (Purelan 100)
  • Usar sostenes holgados que permitan el crecimiento de las mamas

Durante la lactancia:

  • Ducha diaria con poco jabón
  • Amamantamiento precoz (en la primera hora después del parto)
  • Extraer unas gotitas de leche antes y después de amamantar para cubrir pezón y aréola
  • Técnica de amamantamiento correcta, con buena posición de la madre y del niño/a que permita un buen agarre del pezón
  • Sostenes para lactancia, que no compriman la mama, con bretel ancho y que soporten el peso de la mama
  • Cremas con lanolina para evitar y tratar las grietas (Purelan 100)

Coty Contreras



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta