El Padre en la Lactancia y el Parto

Uno de los apoyos más importantes y significativos para la embarazada es la  compañía de su pareja en los controles de embarazo, durante el parto y la ayuda que puede brindar el padre en la atención del bebé, da seguridad y apoyo a la madre, permitiendo una lactancia más tranquila y duradera. 

  • La participación de la pareja en los controles de embarazo, la posibilidad de consultar sus dudas, participar en charlas e informarse de las redes de apoyo ha demostrado que permite una lactancia más exitosa y duradera.
  • La presencia del padre en el parto permite que ambos reciban a su hijo/a, lo que crea un mayor vínculo entre padre e hijo. Los estudios han demostrado que la participación de la pareja en el parto alarga la duración de la lactancia.
  • El padre puede colaborar en el cuidado del bebé, en la alimentación y en la muda, en el baño y “sacarle los chanchitos”, esto
 ha demostrado que tranquiliza a los bebés, mucho más  si el papá los pasea, les habla o les canta apoyándolos en su pecho.
  • Apoyo a la mujer cuidando los hijos mayores: los padres y otros adultos en la familia pueden ayudar en la atención de otros niños que pueden reaccionar con celos y agresión, conductas regresivas o comportamientos de adultos. Ambos padres deben estar atentos a estas manifestaciones y responder a las demandas de cariño que así se expresan.
  • Ayuda en los tareas domésticas: Las mujeres valoran mucho la ayuda y apoyo que reciben de sus parejas y de otros adultos de la familia, pueden hacerse cargo de algunas funciones que entran en conflicto con la atención de los niños, como las tareas domésticas, o entregarles afecto y entretención mientras la madre tiene que destinar mucho tiempo al lactante.
  • Permitir el descanso de la madre en algunos momentos durante el día ya que la lactancia implica desvelos y gasto de energía.
  • Evitar los conflictos emocionales por la dedicación de la madre al recién nacido/a. La relación con la pareja puede cambiar, especialmente después del primer parto. En ocasiones aparecen celos por parte del padre, porque el niño/a ocupa todo su tiempo y lo hace sentirse desplazado a un segundo lugar. Esta doble exigencia afectiva puede ser fuente de tensión en la relación de pareja. Lo ideal es que los conflictos se solucionen sin que se deteriore el cuidado de los recién nacidos y sin que la madre tenga que esforzarse más de lo que puede.

Si el padre se involucra en la atención del niño/a y participa en los cuidados y manifestaciones de afecto y alegría, la mujer estará más tranquila y mejor será la interacción con su hijo/a. Así, el padre contribuye al bienestar y crecimiento de los recién nacidos, facilitando un ambiente emocional adecuado.

El padre tiene un papel esencial en el desarrollo psicomotor y social de sus hijos ya que aporta estímulos sensoriales, cognitivos y afectivos que complementa las sensaciones que entrega la madre. Además, ambos padres perciben a sus hijos en forma diferente. Así, el niño o niña tendrá distintas perspectivas del mundo que lo rodea, desarrolla una imagen más completa de sí, viendo reflejadas diferentes facetas de su personalidad. El padre y la madre representan una diferente identidad sexual y diferentes perspectivas según su género, lo que es un elemento esencial en la socialización de las niñas y los niños y en el desarrollo de su identidad.

Compartir roles: Los padres creen que su función es trabajar y aportar dinero al hogar y que la mujer debe cuidar y alimentar a sus hijos. Por otra parte, las mujeres los excluyen porque sienten que el hogar es su territorio y  piensan que los hombres no saben hacerlo bien. Para la vida de pareja y por el desarrollo de los hijos, es importante que ambos padres compartan los roles y tareas e, incluso, los intercambien con flexibilidad.


etiquetas

escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta