La caries es una enfermedad causada por una bacteria y que se trasmite a través de la saliva, ya sea por los besos o por compartir cepillos de dientes, cucharas, chupetes contaminados. Muchas veces el contagio es de madre a hijo al besar al niño en la boca o cuando la mamá comparte con su hijo la cuchara, el tenedor, los chupetes de entretención, etc.

Para evitar contagiar de caries a nuestros hijos debemos preocuparnos de nuestra salud dental desde los primeros controles de embarazo, la matrona o el médico obstetra debe evaluar la necesidad de una interconsulta con el odontólogo para prevenir o tratar la caries, para revisar la técnica de cepillado dental y para reforzar nuestros hábitos alimenticios durante el embarazo.

El aumento de los estrógenos y progesterona durante el embarazo permite la aparición de diferentes bacterias en nuestra boca, también aumentan los riesgos de inflamación de las encías. Además de la molestia que la gingivitis provoca en la embarazada, algunos estudios han demostrado que estas infecciones de las encías pueden provocar partos prematuros y niños de bajo peso al nacer.

Para prevenir la caries en nuestros hijos primero vamos a revisar los cuidados dentales durante el embarazo:

  • Alimentación sana: durante el embarazo no necesita comer el doble sino  preferir aquellos alimentos que le entregan proteínas, vitaminas, calcio, fierro, ácido fólico. Esto significa que debe comer productos lácteos, carnes sin grasas, frutas y verduras de diferentes colores, evitar los alimentos y bebidas azucaradas.
  • No fumar: El tabaco produce complicaciones durante el embarazo (niños de bajo peso) y en la lactancia (menor producción de leche) pero además provoca mal aliento, alteraciones en el color de los dientes, mala cicatrización en los tratamientos dentales, mayor riesgo de gingivitis, cáncer oral, infecciones por hongos.
  • Cepillado dental adecuado y uso de seda dental para limpiar los dientes, encías y el espacio entre los dientes.

Cuidados desde el nacimiento:

  • Lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y  hasta los 2 años o mas junto a alimentos complementarios. Entre los beneficios de la lactancia materna se encuentra la disminución de la caries en los niños amamantados, la succión al pecho favorece la buena ubicación de los dientes y el desarrollo adecuado de la estructura ósea y muscular  de  boca y mandíbula.
  • Evitar el uso indiscriminado del chupete, usarlo solo para tranquilizarlo, quitarlo cuando el niño duerme, no untarlo con azúcar o miel. Si el chupete cae al piso se recomienda lavarlo, que no sea chupado por un adulto.
  • Enseñar a los niños a cepillarse los dientes desde que aparece el primer diente, al comienzo con un cepillo pequeño y sin pasta.
  • No acostumbre a los niños a bebidas azucaradas, prefiera el consumo de agua potable pura. Si le recetan algún medicamento azucarado que el niño beba agua o se lave los dientes después del medicamento.

Extraído de: Manual de Salud  Reproductiva, Ministerio de Salud, Chile.



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta