Cuando una mujer que está amamantando queda embarazada se hace varias preguntas:
¿puedo seguir amamantando?, ¿qué es lo mejor para mi hijo o hija mayor?, ¿puedo tener complicaciones con mi embarazo si continúo amamantando?, ¿podré dar pecho a los dos?…..

Varios estudios han demostrado que es posible seguir amamantando durante todo el embarazo y continuar dando pecho al recién nacido y al hijo mayor.

Qué es necesario para amamantar durante un embarazo?

La decisión de continuar con la lactancia durante el embarazo depende si el embarazo es normal, de la edad del niño, de la frecuencia de alimentación y de las necesidades nutricionales del hijo mayor. Si existen factores de riesgo en el embarazo, como síntomas de aborto o parto prematuro, embarazo gemelar, sangramiento vaginal o poco aumento de peso de la madre se aconseja a la madre que destete a su hijo/a mayor.

También es necesario considerar el estado emocional de la madre, que muchas veces puede tener sentimientos encontrados, por un lado quiere que el hijo mayor siga recibiendo los beneficios de la leche materna pero siente mayor cansancio por esta doble demanda.

Los embarazos muy seguidos y la mantención de la lactancia disminuyen las reservas grasas y de calcio en las mujeres mal nutridas, pero las mujeres sanas y bien alimentadas recuperan rápidamente sus reservas.

Cuidados que hay que tener

Es importante recordar que la estimulación de los pezones provoca contracciones uterinas durante el embarazo, pero se ha estudiado que las contracciones duran mientras el niño mama y no hay evidencia que amamantar aumente los riesgos de aborto o de síntomas de parto prematuro en un embarazo normal. Está comprobado que los pezones se ponen más sensibles los primeros meses del embarazo y esto provoca molestias en la embarazada que amamanta. Durante el 3º a 4º mes aumentan las hormonas del embarazo lo que produce un cambio en el sabor de la leche y una disminución en la cantidad, lo que lleva a que muchos niños se desteten solos.

Si el niño continúa amamantando hasta el final del embarazo, necesita apoyo y mucho cariño durante la hospitalización de su madre para la atención del parto.

Lactancia en tándem

Cuando se amamanta a 2 hijos de diferente edad se llama “Lactancia en tándem”.

Cuando se produce el nuevo nacimiento, la leche de la madre tiene las características y los beneficios del calostro, por lo que la madre debe alimentar primero al recién nacido. Muchos niños mayores rechazan esta leche por su diferente sabor.

Cuidados que hay que tener

Si la madre continúa amamantando a dos hijos de diferente edad, debe mantener las medidas de higiene habitual, no es necesario poner a cada niño en un pecho excepto si uno de ellos tiene hongos en la boca. Si el niño mayor presenta herpes en los labios debe ser destetado, porque es muy grave que el recién nacido se contagie con herpes.

Se ha visto que los recién nacidos que se alimentan en tándem con un hermano mayor, pierden menos peso después de nacer y recuperan más rápidamente su peso de nacimiento. Muchas veces el hermano mayor mama con mayor frecuencia los primeros días después del nacimiento de su hermano, pero luego vuelven a su frecuencia habitual y la madre es capaz de cubrir las necesidades de ambos hermanos.

Coty Contreras



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta