La depresión del embarazo afecta entre un 9.8 a un 13.5% de las mujeres en el período gestacional, y constituye el mayor factor de riesgo para desarrollar una Depresión Post Parto (50%).

En nuestro país alrededor del 35% de las embarazadas presentan sintomatología depresiva y/o ansiosa, y otro 7% de las gestantes presenta una Depresión propiamente tal.

Por ello se entiende que en los servicios de salud actualmente se haga hincapié en la detección del riesgo frente a este trastorno del ánimo que muchas veces pasa desapercibido durante el período gestacional.

Factores de Riesgo:

La Depresión Prenatal se presenta con mayor frecuencia en:

  • Mujeres con historia anterior de Depresión (25%)
  • Adolescentes
  • Mujeres en conflicto con la maternidad (embarazos no deseados o no planificados)
  • Mujeres que no cuenten con una red de apoyo social y/o familiar
  • Mujeres sin pareja
  • Mujeres que hayan experimentado un duelo hace menos de 6 meses (fallecimiento de familiar cercano, separación de pareja)
  • Pérdidas reproductivas anteriores

Síntomas de Depresión: 

Para identificar si Ud. presenta actualmente una Depresión, es necesario considerar la aparición tanto del ánimo depresivo como de la pérdida de interés o la capacidad de disfrutar con las actividades habituales por un período de al menos 2 semanas la mayor parte del tiempo. Con ello además, se puede presentar llanto, irritabilidad, ansiedad, fatiga, inquietud, sensación de enlentecimiento, sentimientos de culpa, dificultad para concentrarse, alteraciones del sueño y/o apetito, y pensamientos de muerte o suicidio.

¿Por qué no se detecta o no se trata?

Muchas veces sucede que este trastorno no es pesquisado durante la gestación debido a que algunos de los síntomas son similares a los de un embarazo normal, tales como: decaimiento, sensación de debilidad, insomnio, alteración del apetito e inestabilidad emocional.

Además de ello debemos sumar el estigma asociado a la depresión en el cual muchas madres sienten vergüenza de admitir que pueden sentirse deprimidas durante su gestación por miedo al rechazo social o a que sus cercanos crean que no quieren a sus bebés.

Consecuencias de la Depresión Prenatal:

En el Niño/a:

  • Reducción del volumen hipocámpico
  • Bajo peso al nacer
  • Prematurez
  • El riesgo de muerte súbita en el niño(a) aumenta en 5 veces
  • Retraso en el desarrollo del niño(a) es más frecuente
  • En la adolescencia, a los 16 años, el riesgo de deprimirse de los niño(a)s es casi 5 veces mayor, en comparación a los no expuestos a madres gestantes deprimidas

En la madre:

  • Preeclampsia en la madre.
  • Conductas poco saludables como fumar y uso de alcohol durante el embarazo.
  • Falta de cuidado prenatal.
  • Depresión Posparto.

Escala de Depresión Posnatal de Edimburgo (EPDS):

Esta escala es aplicada actualmente durante el período gestacional y se considera dentro del Programa Chile Crece Contigo como uno de los instrumentos con mayor validez tanto para la detección de Depresión Prenatal como postnatal. Se aplica durante los controles gestacionales y controles del niños sano en los centros de salud públicos (consultorios, cesfam, cecosf, postas rurales).

De salir con un puntaje que arroje riesgo o donde se presente una Depresión, Ud. será derivada a los servicios de Salud Mental de su centro de salud para el seguimiento y tratamiento que corresponda según la severidad que presente el cuadro depresivo.

Amalia Lagos
 

Extraído de la Presentación del Dr. Enrique Jadresic, Departamento de Psiquiatría, Universidad de Chile y Clínica Las Condes. Ponencia presentada en Videoconferencias de Salud Obstétrica – Neonatal 2012, MINSAL.



escrito por

Psicóloga, Programa Chile Crece Contigo, Hospital Regional Punta Arenas

Deja una Respuesta