El masaje es un arte con una técnica muy específica que necesitamos conocer antes de realizarlo a nuestros bebés, lo haremos en un ambiente temperado para que el niño esté cómodo, que no sienta frío, el masaje se hace con un aceite tibio, natural (ojalá prensado en frío) que puede ser de almendra, coco o mostaza. Durante el masaje la comunicación será a través de la piel, con las manos, con los ojos, con los oídos, reconociendo las formas de comunicación de su bebé, descubriendo a través de sus gestos cuáles masajes son más agradables para él o para ella, a qué masaje debemos dedicarle más tiempo, más dedicación, más fuerza.

Al nacer los bebés tienen muy desarrollados sus sentidos que los conectan con el mundo que los rodea, su olfato les permite ir hacia los pezones de su mamá para abrir su boca y acoplarse al pecho materno. Sus ojos les permiten ver a una distancia de 20 a 30 cm, así pueden reconocer a su madre, mirarla a los ojos, comunicarse con ella mientras maman. Sus oídos continuarán escuchando el corazón materno mientras se alimentan y reconocerán las voces que escuchaban desde su etapa intraauterina. Gracias a su sentido del gusto irán lentamente conociendo el sabor de la leche y nuevos sabores que su mami le entregará a través de la leche materna. Con sus manos conocerán la piel de su mamá, de su papá, de sus hermanos… pero debemos cuidar su piel, con amor, con caricias, con masajes.

Se recomienda que el masaje como tal se inicie después del primer mes, los primeros días de vida el bebé necesita mucho contacto, que lo acunen, lo toquen suavemente, que lo contengan, que sienta el calor de otro cuerpo (especialmente el de su madre) y en la medida que pasan los días se recomienda iniciar pequeños masajes en sus piernas, brazos, pecho con un poquito más de presión, pero siempre con mucho amor.

El masaje Shantala es un masaje de relajación que actúa como una gimnasia pasiva en el bebé, disminuye la tensión muscular, relaja las articulaciones, aumenta la capacidad de movilidad, estimula el flujo sanguíneo y linfático, mejora el vínculo parental, libera endorfinas provocando un efecto relajante y antidepresivo tanto en el niño como en la persona que realiza el masaje.

 

Basado en Shantala, un arte tradicional el masaje de los niños de Frédérick Leboyer (2006)



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

3 Responses to “Masaje Shantala, el arte del masaje infantil”

  1. johana arismendi chavez

    Hola disculpe fui mama a los 41 mi bebe tiene 5 meses ….mi hija mayor tiene 17 años y con el embarazo quede panzona y quiero reducir mi vientre que me aconseja muchas gracias

    Responder
    • Coty Contreras

      Hola Johana:
      Se recomienda comenzar con actividad física después de los 45 días post parto, el ideal es comenzar en forma gradual, si tu bebé tiene 5 meses ya puedes hacer distintas modalidades de ejercicios para fortalecer tus abdominales.
      Si eres de Punta Arenas te comento que en mamis.cl tenemos un programa muy variado de actividades: Yoga con bebés, Gimnasia hipopresiva, Programa de actividad física personalizada y Entrenamiento funcional.
      Solo tienes que decidirte y comenzar
      Cariños

      Responder
  2. Natalia

    Hola,
    Quisiera saber si hacen talleres de masaje Shantala, y de ser así donde están ubicados. Soy de Santiago.
    Gracias

    Responder

Deja una Respuesta