Los ejercicios de yoga para embarazadas se recomiendan después de las 12 semanas y hasta los días previos al parto, si el embarazo cursa sin complicaciones. Hacer estas posturas (asanas) provocan un equilibrio de cuerpo y mente, muy útil para enfrentar los cambios que ocurren normalmente durante la gestación.

La práctica de yoga permite a la gestante tener más confianza en sus capacidades, fortalecer su musculatura, mejorar su respiración, su circulación, su digestión y además las posturas disminuyen sus molestias dorsales y lumbares.

 

 

Son ejercicios naturalmente suaves, que se recomiendan durante este período en que la madre está más receptiva a practicar todo lo que sea beneficioso para ella y su bebé, las posturas deben adecuarse según el tiempo de embarazo y ayudan a que la mujer se sienta más preparada para el momento del parto, ya sea por la comunicación que se establece con el bebé como por el trabajo muscular y la mayor elongación que se logra.

Mediante el yoga prenatal se fortalece la musculatura de las piernas y de la espalda, lo que permite soportar el crecimiento abdominal y el aumento de peso, también se trabaja la musculatura de los brazos (que ayudarán a cargar al bebé después de su nacimiento). A través de las posturas se pueden trabajar los músculos y articulaciones de la pelvis, facilitando el parto.

Por medio de la respiración se puede lograr una mejor relajación, se disminuye la ansiedad durante el embarazo e incluso se puede tener un mejor control del dolor, disfrutando el momento del nacimiento del hijo/a.

Muchos estudios han demostrado que las experiencias y la salud emocional de la embarazada influyen en el bebé que está por nacer, los pensamientos negativos, las situaciones estresantes, las preocupaciones de la madre alteran su sistema nervioso y afectan negativamente el crecimiento del feto. Por otra parte, los pensamientos positivos, las experiencias agradables, la convivencia con otras embarazadas son la base para un mejor desarrollo físico y mental del niño/a.

Estudios recientes recomiendan la práctica de yoga a embarazadas con Depresión prenatal, junto al tratamiento médico y psicológico.

No existe un tipo de yoga especial para gestantes, las posturas se adecúan al período del embarazo, obviamente no se aconsejan posturas que compriman el abdomen, no se deben forzar los movimientos, estos deben ser suaves para evitar desgarros y las posturas de equilibrio se deben practicar gradualmente.

La práctica de yoga debe ser un momento de bienestar, confianza y relajación.

 

Coty Contreras
Matrona
Instructora de yoga pre y postnatal


etiquetas

escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta