Durante nuestro embarazo tenemos una serie de dudas y también muchas ilusiones en relación al parto y especialmente a la llegada de nuestro bebé, no solamente nos preocupa su aspecto físico y emocional, sino también su crecimiento y alimentación. Una gran mayoría de las embarazadas espera que su lactancia surja espontáneamente y sin complicaciones.

Lo primero que tenemos que recordar es que la lactancia materna es un proceso activo en el que intervienen tanto la madre como su hijo/a. Como mujer nos hemos ido preparando desde la adolescencia con el crecimiento de nuestras mamas, desde el comienzo de nuestro embarazo hay nuevas modificaciones que van adaptando nuestra glándula mamaria para poder amamantar a ese pequeñito que está desarrollándose en nuestro útero. Nuestro bebé aprovecha su desarrollo intra uterino para ir practicando al chuparse sus dedos y tragando el líquido amniótico. Nuestro cuerpo produce hormonas durante el embarazo y después del parto para que nuestros bebés encuentren leche (calostro) desde las primeras mamadas.

Pareciera que la naturaleza hace todo lo necesario para que nuestra lactancia sea exitosa, pero lamentablemente no siempre es fácil, incluso puedo decir que a muchas mamitas se les hace muy difícil amamantar, tienen complicaciones, sufren con las grietas, el bebé llora, no saben como calmarlo y vienen las frustraciones y las inseguridades.

 

¿Cómo nos preparamos para amamantar?

  • Informándonos durante el embarazo, leyendo, asistiendo a charlas o participando en grupos de apoyo a la lactancia.
  • Conversando con otras mamás que dan pecho, ojalá con aquellas que han logrado una buena lactancia.

 

¿Qué tienes que hacer después del parto?

  • Dar de mamar a tu bebé lo antes posible: apenas nace (por parto normal) o cuando ya estés en condiciones de tomarlo y ofrecerle tu pecho (si tuviste una cesárea).
  • Pedir al equipo de salud que te ayude con las primeras mamadas para que la posición del bebé sea la correcta y tenga un buen acoplamiento de su boca con tu pecho (pezón y areola).
  • Alternar diferentes posiciones del bebé mientras está mamando, para facilitar un completo vaciamiento de tu pecho.
  • Consultar precozmente si tienes dudas en relación a tu lactancia, si tienes dolor, grietas, enrojecimiento de tus pechos o si te perece que tu bebé no se está alimentando bien.

 

Si eres de Punta Arenas y tienes dudas o complicaciones con tu lactancia puedes pedir una hora para Asesoría en lactancia al 998297925.

En mamis.cl hacemos charlas todas las semanas sobre “Cuidados en el embarazo”, “Nutrición en el embarazo y la lactancia”, “Preparación para el parto”, “Técnica de amamantamiento”, “Extracción y conservación de leche”.

En nuestro local de mamis.cl encuentras artículos de apoyo a la lactancia materna: pezoneras, sacaleche, crema para grietas, mamaderas, cojín para amamantar, etc



escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta