Tendrás un embarazo más placentero y con menos complicaciones si te cuidas desde el comienzo de tu gestación. Si habitualmente practicas deporte puedes seguir haciéndolo, evitando los ejercicios bruscos o de impacto. Puedes hacer natación, yoga, gimnasia, caminata.

Antes de comenzar

Si has tenido sangramientos o síntomas de aborto es mejor que evites el ejercicio hasta que tu médico te lo autorice.

Aprovecha el buen tiempo

Siempre que las condiciones climáticas te lo permitan puedes salir a caminar, ojalá acompañada por tu pareja. Caminando a tu ritmo fortaleces la musculatura abdominal, del piso pélvico y tu columna. Recuerda mantener una buena postura mientras caminas, el cuello estirado, los hombros relajados y hacia atrás, el pecho levantado, entras un poco los glúteos y giras coxis y pubis hacia delante.

Se recomienda que hagas ejercicios desde el comienzo de la gestación (después de las 12 semanas) para fortalecer la musculatura de todo tu cuerpo haciendo ejercicios dorsales (trabajo de brazos, en 4 apoyos, de respiración), ejercicios pectorales y de fortalecimiento de los músculos pelvianos.

Ejercicios sin impacto

Estos ejercicios deben ser sin impacto para dar flexibilidad a las articulaciones de tus extremidades, y además a las articulaciones lumbosacras y de la pelvis.

Mientras haces ejercicios evitas malas posturas, lo que disminuye las molestias dorsales y lumbosacras.

Hacer ejercicios durante el embarazo disminuye las molestas provocadas por los calambres, evita la aparición de edema de extremidades, disminuyen los várices y las molestias por hemorroides.

Lo bueno del yoga

La práctica de yoga te ayuda a estirar los músculos de las extremidades, tonifica articulaciones, fortalece los músculos pectorales, la columna vertebral, el piso pélvico, permite la relajación mediante la respiración, alinea el cuerpo para el manejo del aumento de peso. Es importante mantener una respiración profunda y rítmica mientras practicas las posturas. Debes evitar ejercicios pesados, posiciones invertidas, respiración de fuego o cerraduras de diafragma.

Busca un balón adecuado

Los ejercicios con balón durante la gestación permiten que la embarazada se sienta más cómoda, disminuye la presión sobre su piso pélvico, puede mover su pelvis con más facilidad y la ayuda conocer el uso de la pelota durante el parto.

Durante las últimas semanas del embarazo y con las primeras contracciones puedes ejercitarte en el balón, esto ayuda a la movilidad de las articulaciones de la pelvis, así aprovechas la gravedad al estar en posición vertical lo que favorece el posicionamiento y descenso de tu bebé, logrando que el trabajo de parto sea más rápido y menos doloroso.

Recuerda elegir un buen lugar…

Un beneficio de hacer gimnasia y yoga en un lugar autorizado y con profesionales competentes es que todos los ejercicios y posturas indicadas son las adecuadas a tu etapa de embarazo, además que compartes dudas y recomendaciones con otras embarazadas, se hacen amigas y continúas esa amistad durante la crianza de tu hijo/a.

Yoga y Gimnasia Prenatal

Te invitamos a practicar yoga y gimnasia prenatal en mamis.cl, nuestro centro de atención especializada en la embarazada, la mamá y su bebé.


Fuente:

  • Manual de Salud Reproductiva, Ministerio de Salud – Chile
  • Embarazo consciente: basado en las enseñanzas de Yogi Bhajan PhD

etiquetas

escrito por

Matrona, Directora Mamis.cl

Soy matrona, egresada de la Universidad de Concepción (Chile), con mas de 35 años de profesión, 22 años en la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico de Punta Arenas. Participé en la formación del Comité de Lactancia Materna del Hospital y fui integrante de la Comisión Regional de Lactancia Materna, esto me permitió asistir y organizar cursos de lactancia, a nivel regional y nacional, con el interés permanente de aprender, fomentar y difundir la lactancia materna entre el personal de salud.

Deja una Respuesta